municoronaok

Anularon el fallo que dio domiciliaria a Omar Di Nápoli, juzgado por crímenes de lesa humanidad

La Sala II de la Cámara Federal de Casación Penal anuló por mayoría el fallo que otorgó la domiciliaria al médico Omar Edgardo Di Napoli, quien está siendo juzgado por delitos de lesa humanidad en Zárate Campana.

La Subsecretaría de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires es querellante en la causa y había recurrido la decisión del Tribunal Oral en lo Criminal Federal (TOF) N°2 de San Martín que lo juzga junto a Jorge Bernardo y Santiago Omar Riveros por hechos cometidos en el Arsenal Naval de Zárate, el buque patrullero ARA Murature -anclado al frente- y en Campana, durante la última dictadura cívico-militar.

El fallo de Casación hizo lugar por mayoría –con votos de Alejandro Slokar y Carlos Mahiques y la disidencia de Guillermo Yacobucci- a los recursos de casación deducidos por el Ministerio Público Fiscal y la parte querellante, y ordena “anular la resolución recurrida” y reenviar las actuaciones al Tribunal “a fin de que -con la celeridad y resguardos que el caso impone- se dicte un nuevo pronunciamiento”.

El decisorio por mayoría de la Sala II coincidió con planteos de la querella y la fiscalía respecto de que el mero requisito de edad no es mérito suficiente para obtener el beneficio sino que deben concurrir otros factores. También tomaron en cuenta el voto en disidencia del juez Walter Antonio Venditti del TOF 2 de San Martín, que había votado en contra de otorgar el beneficio al médico. El tribunal deberá tomar una nueva decisión teniendo en cuenta lo señalado por los camaristas.

Al conocerse el otorgamiento de la domiciliaria a Di Nápoli la Subsecretaría de Derechos Humanos recurrió la decisión tomada por los jueces Daniel Alberto Cisneros y Eduardo G. Farah.

“La aplicación automática del instituto de la prisión domiciliaria por la mera acreditación del natalicio contradice los tratados internacionales de los que Argentina es firmante, que obligan al Estado a investigar, juzgar y condenar debidamente los delitos de lesa humanidad”, dijo la abogada Verónica Bogliano, directora de Querellas por Crímenes de Lesa Humanidad de la Subsecretaría.

Por eso, se remarcó que en su fallo el TOF2 no dio tratamiento a la excepcional situación que nos plantea como sociedad el Covid-19 como habían pedido los defensores de Di Nápoli, sino que simplemente se ordenó la prisión domiciliaria por el hecho de que el imputado acreditó haber cumplido 70 años.

Además el fallo permitió que Di Nápoli cumpla la detención en la casa de su hijo, que es un médico de la localidad de Zárate, un domicilio está apenas a cuadras de la vivienda de una de las víctimas del juicio, a quien la Subsecretaría debió asistir bajo el Programa de acompañamiento.

En el alegato del 4 de febrero pasado la Subsecretaría de Derechos Humanos, que está representada en el juicio por la abogada Yanina Michelena, solicitó para Di Nápoli una pena de 25 años de prisión y que cesen las prisiones domiciliarias con que están beneficiados los otros dos acusados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí