El Cura de Lima se defiende: “hicieron un despelote con esto, ¿qué pasaría si hubiese tocado a un chico?”

Tras la publicación realizada por este medio en el que  un grupo de madres cuestionaban al cura de Lima, Carlos Scarlata por las medidas impuestas respecto a la vestimenta y otras declaraciones dentro de la Parroquia San Isidro Labrador de Lima. El sacerdote accedió a una entrevista con Impacto Local en la que aclaró y respondió todas las preguntas relacionadas a la cuestión. 

¿Cómo se originó la idea de la vestimenta?
El jueves pasado hubo una reunión donde una catequista habló sobre la valorización de la mujer, también brindó recomendaciones a las madres de que no vengan las chicas con calzas, que vengan con ropa suelta. Entonces una mujer con mal espíritu comenzó a hablar mal de mí.

¿Es cierto que usted echó a una madre de la misa?
Es mentira que yo haya echado a una mamá de la misa, tengo testigos y nunca eché a una sola persona. Lo único que dije una vez fue que el llanto de los bebés me distrae. Yo no tengo nada contra la gente, me apena muchísimo, me duele sobretodo por las criaturas que por una estupidez las privan del sacramento. Las madres que quieran mandar a los chicos que los manden.

¿Usted propuso que niñas y mujeres no ingresen a la iglesia con calzas o jeans?
Yo dije que las niñas, jóvenes y grandes se tienen que vestir correctamente porque el pudor empieza de chico. El templo es un lugar sagrado y se tiene que entrar correctamente, si vas al casino y te hacen entrar de etiqueta, en un lugar sagrado también y una mujer sabe cuando está mal vestida. Los laicos me han preguntado qué hacer y les dije de colocar carteles porque en los casamientos vienen desnudas y en el verano no me quiero imaginar, los hombres entenderán.

¿Echaría de la iglesia si alguien no cumple sus reglas?
Si vienen en ojota yo no los voy a echar, pero los laicos sí porque ellos colocaron las gigantografías, muchos aceptan esas reglas porque entienden que es un lugar sagrado. Yo jamás eché a nadie.

¿Para usted es provocativo el modo de vestir en niñas o mujeres?
Una chica que va de minifalda, short, panza al aire o calza es provocativo porque soy un hombre. ¿Cuesta tanto venir correctamente vestido con pantalón ancho?.

¿Usted sostiene que debajo de su sotana hay un hombre?
Debajo de mi sotana soy un hombre, de carne y hueso, no estoy hecho de concreto, acero, no soy el hombre nuclear.

Las madres enviarán una carta al Obispado
Que las madres hagan lo que quieran, yo mañana tengo una entrevista con el Obispo para ponerlo al tanto. También van a ir otros fieles.

¿Cómo define la relación que tiene con los padres?
Esto no pasó solo conmigo también pasó con otros sacerdotes que estuvieron antes de mí, Lima es un pueblo muy jodido al que nada le cae bien. Hay otro grupo de padres que están adentro de la iglesia y que son los más jodidos quienes se prenden para agrandar más la cosa. A todos los curas le han hecho la vida imposible.Vos decías A ellos dicen B, cualquier cosa que le decís ellos van con el Obispo, quieren manejarte.

¿Qué siente con todo esto?
Yo no tengo nada con la gente, me apena, me entristece, rezo por ellos, esto es una obra del demonio. El diablo actúa así porque cuando quiere manchar a un buen cura, como no lo puede hacer caer, inventa una calumnia como esta. Imagínese, hicieron un despelote con esto, ¿qué pasaría si hubiese tocado a un chico?. Acá han violado a un chico hace poco tiempo y nadie hizo un escándalo en los medios, entonces es una obra del demonio.

¿Evalúa suspender las misas y el catecismo por este escándalo?
¿Por qué voy a suspender la misa?, si esto lo hace un grupito de gente de 12 padres, pero la gente sigue viniendo a misa. ¿Por qué voy a suspender el catecismo? estos le han dado un bombo como es propio del demonio. Quiero aclarar que este problema no es de gran magnitud, acá no pasa nada, yo camino por la calle y nadie me para o me grita.

NOTA RELACIONADA: Sacerdote prohíbe la entrada a la iglesia a niñas con calzas o jeans y un grupo de madres piden su destitución

El cura Carlos Scarlata nació en Mendoza y llegó a Lima para asumir como párroco en la fiesta de San Isidro Labrador de mayo de 2015. Venía de la parroquia Santa Teresita de la localidad de Berisso, en la misma diócesis de Zárate-Campana.“Necesitaré del apoyo de los fieles en esta nueva misión porque la parroquia la hacemos entre todos”, dijo en ese momento. Ahora algunos de sus fieles iniciaron una campaña de firmas para pedirle al obispo Pedro Laxague que lo traslade a otra zona o, al menos, le pida que flexibilice los criterios de ingreso a la “casa de Dios”.

MANDADOS