Comenzó la construcción del destacamento policial en el barrio Lubo

El intendente Sebastián Abella supervisó hoy el inicio de las obras, donde resaltó su importancia “para reforzar la seguridad en un conflictivo barrio”. Es el momento de poner el hombro. Si no nos unimos todos, gana la delincuencia”, dijo.

El intendente Sebastián Abella supervisó hoy el inicio de las obras del destacamento policial en el barrio Lubo donde resaltó su importancia “para reforzar la seguridad en un conflictivo barrio” y adelantó que es el primero de cuatro que se proyectan construir a lo largo de su gestión.

Acompañado por el presidente del HCD, Sergio Roses, y los secretarios de Prevención Ciudadana y Planeamiento, Obras y Servicios Públicos, Abel Milano y Sergio Agostinelli, respectivamente, Abella señaló que el Municipio trabaja para acercar la prevención al vecino y así devolverles la tranquilidad que perdieron.

“Lo mejor que podemos hacer ante esta ola delictiva es ponerle el cuerpo a la situación y trabajar el tema con la seriedad que corresponde”, dijo el jefe comunal.

Al tiempo que reiteró que en materia de seguridad “la responsabilidad es de todos”.

“Le pido a la Justicia que se ponga a trabajar. Nosotros, desde el Municipio, nos hacemos cargo de la parte que nos toca. Hoy soy el jefe comunal y me preocupo por los vecinos de Campana”, manifestó.

Siguiendo esta línea, el Intendente remarcó también la necesidad de contar con fiscales que se comprometan con los vecinos y la importancia de dar mensajes claros y firmes contra la delincuencia: “Muchos delincuentes leen, a partir de las actuaciones de la justicia, que pueden ser impunes”, dijo al recordar el episodio donde un efectivo policial sufrió el robo de su arma y el delincuente quedó libre a las pocas horas a raíz de este hecho.

Y concluyó: “Es el momento de poner el hombro. Si no nos unimos todos, gana la delincuencia”.

Por su parte, el secretario de Prevención Ciudadana expresó que el nuevo destacamento estará destinado a la Policía Local y permitirá recuperar la presencia territorial en un barrio que históricamente tuvo problemas de seguridad como también acercar el servicio de denuncia a los vecinos evitando que la gente se traslade al centro.

“De esta manera, se descomprimirá el servicio de la Comisaría Local”, dijo Milano a la vez la presencia policial también desalentará el accionar vandálico contra el Centro Integrador Comunitaria y la plaza donde está emplazado el destacamento “que han sido en reiteradas oportunidades puestas en valor y sistemáticamente destruidas”.

Respecto a las características de la obra, Agostinelli indicó que es una construcción tradicional con un plazo de obra de seis meses.

En estos momentos, se lleva a cabo la primera etapa de los trabajos con la edificación de las bases de las vigas de fundación y cimiento.