Quemaron más de 300 kilos de marihuana que había sido secuestrada en Lima

El pasado 22 de junio, la policía, a través de escuchas telefónicas (36 líneas intervenidas), logro detener en el peaje de Lima (Ruta 9, Zarate) a un VW Saveiro con 200 kilos de marihuana escondidos en el doble fondo del auto. Luego de este hecho Gendarmería Nacional realizaba sobre la ruta nacional 11 a la altura de la provincia de Chaco, un operativo de control donde en otro vehículo de la organización secuestraron 100 kilos de marihuana.

Hace una semana peritos de Asuntos Internos se encargaron de chequar que la droga incautada durante la investigación tenga el mismo pesaje y sean los mismo envoltorios. Una vez que se realizan las inspecciones correspondiente se empieza con los preparativos para la quema.

El traslado de la droga se realizó en dos autos sin identificación policial. Esto se hace para evitar cualquier tipo de sospecha de posibles delincuentes que intenten robar la droga.
Ademas de los autos que realizaban el traslado también había tres autos mas de custodia.

Una vez que los investigadores llegaron al crematorio hicieron la descarga y conteo de los panes de marihuana, los colocaron en el piso y los dividieron por lotes. Una vez divididos, los testigos de la quema, eligieron un pan al azar y policía científica junto a los efectivos de Asuntos Internos realizaron el reactivo químico correspondiente para certificar que el contenido de cada lote era marihuana.

Luego los pusieron en un horno a una temperatura de 1000 grados. Este tipo de hornos están especialmente preparados para residuos peligrosos, es decir que no emanan humo a la atmósfera. La quema se realizo en la zona de Burzaco, partido de Almirante Brown, en un crematorio especialmente equipado con este tipo de hornos que no contaminan al medio ambiente.

 

Fuente: ONLINE 911