Encontraron restos humanos en el avión y reanudan los peritajes para determinar las causas de la caída

El avión estaba enterrado en un pantano del río Paraná.

La aeronave que había desaparecido el 24 de julio fue hallada el sábado en el delta del Paraná. La jueza Arroyo Salgado se trasladó al lugar y ya mantuvo contacto con los familiares de los tripulantes. Esperan los resultados de los estudios de ADN para determinar las identidades.

La jueza Sandra Arroyo Salgado, a cargo de la investigación, encabeza el procedimiento que desarrollan efectivos de la Policía y Prefectura Naval en la zona a donde el sábado pasado se encontraron los restos del avión Mitsubishi biturbo con matrícula LV-MCV que estuvo desaparecido durante 26 días.

Según trascendió la magistrada ordenó que se le prohíba el uso de celulares al personal que realiza los peritajes para evitar que se filtre información. Mientras tanto el Aeropuerto de San Fernando permanece operativo aunque  “blindado”, sólo se autoriza el ingreso del personal y pasajeros.

Los familiares de los tres tripulantes que viajaban en el avión siniestrado se reunieron con la Jueza Arroyo Salgado que se comprometió a mantener “la más absoluta discreción”. Los procedimientos en la zona continúan y está previsto aplicar “las sanciones necesarias” si detecta algún exceso en la divulgación de información sobre el caso.

Por otro lado la ANAC (Administración Nacional de Aviación Civil) concretó dos vuelos desde San Fernando hacia el destacamento Guazú Guazú, de Prefectura Naval y trasladó a la zona al personal de la Junta de Accidentes de Aviación que luego llegaron en lanchas al lugar del impacto para seguir trabajando e intentar determinar los motivos del siniestro.

El operativo de búsqueda comenzó el día lunes 24 de julio, cuando desapareció el avión y “supuso la coordinación de la Fuerza Aérea Argentina, Armada Argentina, Prefectura Naval Argentina, Gendarmería Nacional, Policía Federal, Policía Bonaerense, Fuerza Aérea de Uruguay, Armada Uruguaya y aeronaves civiles”.

En el avión siniestrado viajaban tres tripulantes,  Matías Ronzano, Matías Aristi y Facundo Vega, despegaron el aeropuerto de San Fernando con destino a Las Lomitas en Formosa. La comunicación se cortó cinco minutos después del despegue de la aeronave y se perdió todo rastro en los radares. Ayer Pia Ronzano, hermana de Matias, pidió en facebook “respeto” luego de sostener durante más de 20 días una campaña con familiares y amigos portando carteles con la leyenda: “que vuelvan”.

La zona del hallazgo se encuentra a 40 kilómetros aproximadamente en línea recta desde la localidad bonaerense de Zárate, territorio a donde ahora la magistrada implementó  “restricción de vuelo” y las embarcaciones no pueden acercarse a menos de 100 metros del lugar a donde se encuentra la avioneta.

Los restos humanos encontrados serán trasladados a la morgue de San Isidro para realizar los análisis de ADN proceder a  su identificación. Los familiares de los tripulantes permanecieron en el aeropuerto y se dispuso asistencia psicológica.