El desafío hacia octubre: llamado a la fuerzas políticas que no compiten en Octubre

La polarización fomentada desde el gobierno  con el kirchnerismo dio resultado. El voto fue mayoritariamente hacia esas dos fuerzas y tuvo como gran perdedor a Massa, demostrando que la ancha avenida del medio no existe. Es evidente la disgregación del peronismo, que con sus diferentes variantes, no pudo sacarle ventaja al armado apolítico y demagógico de Cambiemos. El trabajador le pasó factura por su complicidad con los ajustadores macristas.  La decadencia del PJ se evidencia en el andar dubitativo y penoso de la CGT, incluida la Corriente Federal y sus filiales locales.

Aunque faltan datos, debido a la retención de información por parte del gobierno que maniobra con la posverdad del “ganamos” para influir sobre la opinión pública, vemos que en realidad hubo una doble derrota de los frentes mayoritarios: del macrismo porque sigue sin mayoría en las cámaras, y deberá seguir negociando con sus pares de la “oposición” y de esta última porque no pudo superar al entramado de partidos políticos desvencijados o extintos, y elementos improvisados políticamente enrolados en Cambiemos.

En Zárate el condimento extra es la derrota de NZ por primera vez en años, demostrando que las listas vecinales tienen límites insalvables. El partido del intendente, que hace culto del personalismo, por esas causas tiene número limitado de candidatos y baja cuando no se presenta Cáffaro. También es una señal desde los barrios por el abandono crónico, la falta de viviendas, obras, servicios y trabajo para un amplio sector de la población.

A pesar de las inocultables rencillas internas de Cambiemos local, el voto lo acompañó impulsando como concejal a un director de NASA ; por supuesto que ahora jugaran electoralmente con la construcción de Atucha III que vuelve al tintero de las notas demagógicas.

Podemos caracterizar que el trabajador decidió que el ajuste hay que pagarlo; lo que planteamos desde el Partido Obrero en el FIT es que quien debe pagarlo no es ese trabajador que vota presionado por el bombardeo mediático, demagogo y confusionista de los partidos patronales, con su retórica patriotera y pseudojusticiera: en el tema de la corrupción están involucrados desde uno y otro lado de la falsa grieta. El ajuste deben pagarlo los industriales y gobernantes que favorecieron la especulación financiera e inmobiliaria.

El Partido Obrero Zárate ha levantado el reclamo de los barrios por trabajo y vivienda y ha apoyado la lucha por la defensa de los puestos de las químicas y trabajadores de la construcción presentando su propuesta de reparto de horas y la ocupación en caso de cierre para enfrentar el ajuste capitalista. Hemos convocado y movilizado con consignas propias contra la violencia de género tal cual haremos ahora reclamando la aparición con vida de Santiago Maldonado y de todos los desaparecidos en democracia.