Condenaron a prisión perpetua a los asesinos de un joven de 18 años: la conmovedora carta de su madre

Lucas Melo de 18 años de edad fue asesinado en ocasión de robo por dos delincuentes en barrio Saavedra el 7 de abril del año 2013.

Melo recibió un disparo en su tórax cuando dos sujetos, a bordo de una motocicleta, lo interceptaron el cruce de Saavedra y Argerich para robarle su moto. Luego de golpearlo en su cabeza lo fusilaron en el piso y emprendieron la fuga.

La investigación llevada a cabo por el fiscal Pablo Bueri, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N° 1 de Zárate, fue rápida y precisa. A la semana del homicidio se detuvo a uno de los delincuentes, de 23 años, en el barrio La Ilusión, secuestrando un revólver calibre 22 largo y municiones, arma que habría sido utilizada para asesinar al joven. Dos días después, fue aprehendido su cómplice.

La causa tras la etapa de pruebas, fue elevada a juicio y ayer al mediodía se conoció la sentencia. Emiliano Micucci y Daniel Buzón fueron condenados a cadena perpetua luego de determinarse que fueron los autores materiales del asesinato.

CONMOVEDORA CARTA DE SU MADRE
Sandra, madre de Lucas, tras conocer la sentencia de la Justicia publicó en las redes sociales una conmovedora carta:
“Por fin llego el día. Hace más de 4 años espero este día. No se como me siento. Todavía no lo puedo desifrar, no es felicidad, creo es tranquilidad. Lucas no descansa en paz a partir de hoy. Lucas descansa en paz desde siempre porque el no tiene deudas.
A los asesinos les dieron cadena perpetua. Después de 4 años y 4 meses de investigación, pruebas, testigos se hizo justicia. Esta mal pero lo voy a aclarar. Nosotros no tenemos plata, nosotros no compramos ni jueces ni fiscales. Ni siquiera tuvimos abogado porque son muy caros. Los asesinos de mi hijo hoy están presos con una condena firme. Dicen inocentes hasta que se demuestre lo contrario, eso fue hoy.
Quiero agradecer a cada uno de ustedes que de una u otra manera nos acompañaron en este larguísimo y agónico camino. Desde el primer momento. En las marchas, en los cortes, en la espera, con una palabra, cada cosa que hicieron nos ayudo a llegar hoy.
Hoy se hizo justicia. Gracias a los testigos que a pesar de las amenazas de parte de los asesinos, de la violencia de esa gente siguieron hasta el final. A los testigos que no se presentaron y mintieron e hicieron que el proceso sea tan largo espero que puedan dormir por haberse cagado en Lucas y habernos hecho sufrir mucho más.
Nada me va a devolver a Lucas. Nada va a calmar este dolor, pero hoy siento un poco de tranquilidad. Muchas gracias”.