La parada del Chevallier ubicada en la bajada de la Panamericana se trasladará a la Terminal

Con trabajos hidráulicos, el Municipio comenzó a reparar la calle Antártida Argentina de la terminal de ómnibus del parador “La Carmela”.

Estos trabajos, que se iniciaron por determinación del intendente Sebastián Abella, permitirán multiplicar el escurrimiento de agua de lluvia, beneficiando tanto al lugar, como a todo el barrio Romano. 

Una vez finalizados los trabajos hidráulicos, se comenzarán a realizar los movimientos de suelo pertinentes para repavimentar la calzada, o que garantizará una mayor durabilidad en el tiempo. 

En este sentido, el jefe comunal explicó que con esta obra se busca brindar una solución definitiva a un reclamo larga data de los vecinos que utilizan el servicio de ómnibus y frecuentan la zona. 

“Desde el Municipio trabajamos fuertemente para elevar la calidad de vida de todos los vecinos y ofrecerles mejores servicios, es por esto que hemos decidido encarar estos trabajos con fondos municipales”, enfatizó Abella. 

PARADA DE CHEVALLIER 

Durante la recorrida por el lugar, el Intendente también anunció que una vez finalizada la obra, la parada del servicio de Chevallier que se dirige a Once, ubicada en la bajada de la Panamericana –a metros de la rotonda de Mc Donald’s- se trasladará a la Terminal, cumpliendo así con un pedido histórico de los vecinos.

 Esto se determinó luego de una serie de reuniones que mantuvo el jefe comunal junto al director General de Tránsito y Transporte, Alejandro Barja, con autoridades de la empresa. 

“Con esta acción, no solo estamos dando respuesta a un reclamo histórico de los vecinos, sino que también les estamos brindando mayores condiciones de seguridad a todos los usuarios de este servicio de transporte”, sostuvo Abella al respecto. 

Por su parte, Barja añadió que como parte del acuerdo con la empresa, en la terminal habrá un lugar donde se podrá cargar la tarjeta SUBE todos los días durante las 24 horas.

MANDADOS