El Gobierno firmó con China y estiman comenzar con la construcción de Atucha III en el 2019

Maqueta Atucha III

Luego de más de cinco años de arduas negociaciones que comenzaron con el gobierno anterior, la Argentina acaba de cerrar un contrato definitivo con China para la construcción de la central nuclear Atucha III que cosechó un particular detalle: por “desprolijidades y desequilibrios registrados” el proyecto con financiamiento chino costará 1.600 millones de dólares menos que el precio original que había fijado Cristina Kirchner.

De esta manera, la construcción global de la central nuclear Atucha III que se realizará con China y Canadá pasará de costar USD 5.800 millones, mientras el proyecto original que había elaborado el ex ministro de Producción Julio De Vido era de USD 7.400 millones.

“El proyecto original del gobierno anterior tenía ciertas irregularidades, montos abultados y mucho costo local que no estaba claro y que hubo que ajustar. P China lo entendió y aceptó las nuevas condiciones”, admitió al sitio Infobae un destacado funcionario de la Casa Rosada que llevó de cerca las duras negociaciones con Beijing.

El 30 de marzo pasado, en forma sigilosa y sin demasiadas estridencias, el gobierno de Mauricio Macri firmó con China el acuerdo definitivo por la construcción de la planta nuclear de Atucha III que tendrá tecnología Candu. En el medio del camino quedaron las arduas negociaciones entre la Cancillería y el Ministerio d Energía que lidera Juan José Aranguren con el gobierno de Xi Jinping.

En el gobierno alertaron que la diferencia de precios entre el contrato original que había cerrado De Vido con China y el que finalmente se cerró tenía “muchas desprolijodades y desequilibrios” que no se entendían. Por ejemplo, estaba contemplado en el presupuesto global una mano de obra con horas de trabajo innecesarias, mucho costo local no especificado y detalles abultados.

No nos consta que haya existido un reparto de dinero o coimas. Pero había gastos excesivos que hubo que descartar y que en su momento se investigará caso”, destacó escuetamente una fuente diplomática. Más bien, los funcionarios que intervinieron en las negociaciones prefieren hablar de “una administra que desconocía el tema o que era directamente incompetente”.

Desde el Ministerio de Energía dijeron a Infobae que en algún momento se abrirá una investigación puntual sobre el contrato anterior. Por lo pronto, la decisión de la Argentina y China es avanzar en mayo con el contrato por la quinta central nuclear y si todo marcha bien en el 2019 comenzarán las obras por Atucha III.

FUENTE: INFOBAE