El carnicero Billy quedó en libertad “se hizo justicia”

13-09-2018 Llegada de Daniel Oyarzun al Tribunal Oral número 2 de Campaña Foto David Fernández

Un jurado popular definió que Daniel Oyarzún sea “liberado de culpa y cargo”. Fue juzgado en los tribunales de Campana por la muerte de Brian González ocurrido en el año 2016. 

Daniel Oyarzún, el carnicero que había sido detenido por atropellar y matar a un motochorro en Zárate, recibió finalmente la sentencia por parte de un jurado popular: fue declarado no culpable y quedará en libertad.

“Se hizo Justicia” manifestó el carnicero Oyarzún en la puerta de los Tribunales de Campana y luego agregó que volverá “a trabajar. Estoy nervioso pero contento porque se hizo Justicia. Muchas gracias a toda la gente que nos apoyó. Nunca dudé de la decisión de la Justicia, siempre supe que yo era inocente”.

El miércoles pasado, el fiscal José Luis Castaño había pedido que Oyarzún sea condenado por “exceso en la legítima defensa”. En el marco del juicio popular que se realizó en Campana, el funcionario había considerado que debe ser sentenciado por ese delito, que merece una pena de entre uno y cinco años de prisión.

El debate del juicio por jurados contra Oyarzún, integrado por 12 ciudadanos, había comenzado el lunes pasado en el Tribunal Oral en lo Penal número 2 de Campana. “Se siente, se siente, Billy (Oyarzún) es inocente”, cantaron los vecinos y los familiares del carnicero, en el momento en que entraba este jueves a los tribunales.

En la previa del veredicto, el abogado del acusado, Ricardo Izquierdo aseguró que su cliente salió en su auto, hace exactamente dos años, “en forma legítima a defender sus bienes”. “Oyarzún fue agredido en su propia carnicería y salió a mano limpia contra el delincuente que portaba un arma”, señaló, sobre la conducta de su defendido.

EL HECHO
El robo ocurrió cerca del mediodía, cuando Marcos Daniel Alteño entró armado a la carnicería de Oyarzún y tras apuntar a la cuñada del carnicero se llevó unos 5.000 pesos. Salió corriendo y se subió a la moto que manejaba Brian González, su cómplice. El carnicero los persiguió y a unas 3 cuadras del lugar chocó contra la moto.

Gónzalez quedó atrapado entre la trompa del auto y un poste. Entonces Oyarzún y otros vecinos le dieron una paliza. En los videos que grabaron testigos, se ve al carnicero gritarle al delincuente “la concha de tu madre, te mato. No me importa ir preso” mientras una vecina intentaba calmarlo.

Alteño logró saltar antes de la moto y escapó. Se entregó a la policía tres meses después. Lo condenaron a seis años y medio de prisión en un juicio abreviado.

MANDADOS