Allanaron una vivienda donde funcionaría un prostíbulo

El procedimiento se realizó en una supuesta casa de masajes de la calle Florentino Ameghino al 400, donde había dos mujeres. La más grande, que vive en Maschwitz, sería la encargada y está acusada de explotación sexual. Investiga la Fiscal Amoretti de la UFI N° 1 Zárate-Campana.

En un operativo conjunto entre diversas áreas municipales y fuerzas policiales, este miércoles a la tarde fue allanado un domicilio del barrio Stone, en Belén de Escobar, donde funcionaría un prostíbulo camuflado tras la fachada de una casa de masajes.

En el procedimiento fue aprehendida la mujer que regentearía el servicio, quien tiene domicilio en Ingeniero Maschwitz. También la que oficiaría de masajista, más joven, que vive en Matheu, aunque ambas recuperaron su libertad horas más tarde, según indicaron fuentes consultadas por El Día de Escobar.

No obstante, a la responsable de la supuesta casa de masajes se le imputaría el delito de “trata de personas”, ya que se sospecha que forzaría a prostituirse a quien estaba con ella. En los próximos días ambas prestarán testimonio ante la Justicia para continuar con el proceso penal.

El allanamiento se realizó ayer pasadas las 17 en un monoambiente de la calle Florentino Ameghino 421, con la participación de la Secretaría de Seguridad y Prevención Comunitaria, la Secretaría Contravencional, la Dirección de Inspección de Comercio, la Comisaría Escobar 1ra, Policía Local y la UFI Nº 1 de Zárate-Campana, que lleva adelante esta investigación desde mayo.

Quienes intervinieron en el procedimiento fueron testigos de un hecho en plena flagrancia, ya que en ese preciso instante la “masajista” se encontraba atendiendo a un circunstancial cliente sobre una cama de dos plazas, según trascendió.

Durante el allanamiento se secuestraron varias cajas de preservativos y otros elementos que fueron incorporados a la causa, que se inició a partir de la denuncia anónima de un vecino.

Desde el Municipio consignaron que el lugar “no contaba con la habilitación correspondiente” y afirmaron que “se realizaban actividades sexuales a cambio de dinero”. También señalaron que la encargada es la misma persona que regenteaba una propiedad de Colectora Este, entre Italia y Don Bosco, donde se llevaban  a cabo actividades similares.

“En mayo, luego de hacer la denuncia ante la Justicia, la Dirección de Inspección de Comercio continuó con los controles y verificó que en ese lugar habían cesado esas prácticas, pero que la encargada había trasladado su negocio a la vivienda que ayer fue inspeccionada”, indicó el Municipio en un comunicado.

El caso quedó en manos de la fiscal Mabel Amoretti, titular de la UFI Nº1 de Zárate-Campana, dedicada a delitos de trata de personas, quien se hizo presente en el lugar de los hechos y dispuso todas las diligencias de rigor.

Con información de El Día de Escobar

PATY