El Laminador Continuo 2 de TenarisSiderca celebró sus 30 años

Fue clave en el despegue internacional de la planta de tubos sin costura de Campana. El fin de semana, empleados de ayer y hoy se reunieron para festejar su 30º aniversario, en un evento en el que revivieron viejas anécdotas, se emocionaron con añejos recuerdos y fueron agasajados por su compromiso con el desarrollo industrial del país.

El 30 de agosto de 1988 se fabricó el primer tubo. Dos meses después, el por entonces presidente de la Nación, Raúl Alfonsín, inauguraba el Laminador Continuo 2 junto a su principal impulsor, Roberto Rocca.  Comenzaba así un proyecto industrial que cambiaría de plano la historia de Tenaris, sueño que a su vez impactó en la realidad de todos los que formaron -y continúan siendo- parte de él: empleados que supieron crecer al calor de cada tubo laminado y que el fin de semana pasado se reencontraron para celebrar el 30º Aniversario del sector.

“En ustedes reconocemos el valor de su aporte para que el LACO2 sea lo que es hoy: una fuente de orgullo, experiencia y aprendizaje para todos”, les expresó Andrés Conci, actual gerente del laminador en caliente, durante el festejo llevado a cabo en la estancia La Posesiva de Exaltación de la Cruz.

El encuentro reunió a los primeros directivos, supervisores y operadores del LACO2; distintos referentes que en su paso supieron dejar huella; y al personal que hoy está encargado de sus operaciones. Fue un asado en el que no faltó momento para recordar viejas anécdotas, emocionarse con la proyección de fotos y videos de diferentes épocas y el agasajo. Y es que el LACO2 le demostró al mundo que Tenaris podía abastecer productos competitivos desde Campana, a la vez que implicó la creación de cientos de nuevos puestos de trabajo, empleados que con su compromiso y entrega consolidaron la operación del laminador y lo llevaron a superar sus límites.

“Fue un desafío grandísimo”, aseguró Jorge Vullich, exTenaris protagonista del arranque del Laminador. “Primero por lo que me mandaron a hacer, después por su montaje y puesta en marcha. Resultó ser el laminador más moderno en el mundo. Y algo que marcó mi carrera en Siderca”, añadió. Osvaldo Giménez se enorgulleció de haber sido “el primer supervisor que entró a trabajar en el LACO2” algunos meses antes de que entrara en funcionamiento. “En aquella época, para nosotros fue un fuerte cambio el pasaje de una operatoria prácticamente manual a un proceso con alto grado de automación. ¡Entrar al palco de control parecía estar en la NASA! Pero fuimos aprendiendo, y por eso creo que el componente humano fue lo esencial”, afirmó.

“Estudiar la teoría por un lado y ver en la práctica cómo iba naciendo lo que comenzó solo como un galpón, fue un proceso extraordinario”, aseveró Mariano Corazza, empleado que acompañó toda la trayectoria del LACO2, hasta llegar a ser por varios años su director.

“LACO2 es parte de la historia de mi vida”, reconoció Héctor Gérez, con 35 años de experiencia en planta. “Empecé acá como adolescente y me dio varios amigos, pero sobre todo buenos compañeros de trabajo”, señaló el actual gruista. Pero no solo Operaciones es responsable del éxito del Laminador; también Mantenimiento desempeña un rol imprescindible. Personas como José Luis Fuentes Gálvez, quien con 30 años “en el mismo puesto” puede jactarse de conocer “cada fierro del LACO2”, junto con “sus historias, sus hitos, la gente y su calidad de trabajo, que no se puede comparar”.

Acompañando a las antiguas generaciones del LACO2 aún vigentes, estaban muchos de los nuevos empleados que tienen por delante la misión de conservar prendida la llama. “Es una ventaja trabajar con gente que hace tiempo se viene desempañando en el Laminador”, aseguró Elías Pattini, del área Equipos en Caliente. “Estar al lado de ellos te ayuda a trabajar seguro; te cuidan y al mismo tiempo te enseñan a cuidarte”, remarcó por su parte Ignacio Paredes, otro de los más jóvenes del sector.

Santiago Cerri, vicepresidente de Operaciones de TenarisSiderca, reconoció a los empleados que fueron y son parte del Laminador Continuo 2, planta a la que definió como un hito en la historia de Tenaris. “A través de este proyecto logramos que Siderca desplegara sus alas hacia la conquista de nuevos mercados, expandiendo sus operaciones industriales y comerciales, primero como DST y después como Tenaris, que crece día a día y cuyo activo principal sigue siendo su gente”, afirmó.