Abella sobre la nueva cárcel: “va a ser muy importante para mejorar la reinserción social de los presos”

El intendente Abella acompañó a la gobernadora bonaerense durante el acto y la recorrida por las nuevas instalaciones y aseguró que este lugar “va a ser muy importante para mejorar la reinserción social de los presos”. Alojará a más de 600 jóvenes de 18 a 21 años que estén cumpliendo una pena menor a los cinco años relacionada con delitos como robos, hurtos o encubrimientos. 

La gobernadora inauguró la Unidad Modelo para jóvenes en Campana, un centro que podrá alojar a más de 600 jóvenes de 18 a 21 años que estén cumpliendo una pena menor a los cinco años de reclusión relacionada con delitos como robos, hurtos o encubrimientos.

La unidad “modelo” – única en América Latina- que inauguró el gobierno de la provincia comenzará a funcionar a partir del próximo lunes, luego de que la gobernadora anunciara que ya está listo el personal que trabajará en el lugar.

En ese punto, la gobernadora destacó la importancia y necesidad de la reinserción social, porque –según Vidal- “si el Estado no llegó primero tiene que estar después, para que esos jóvenes no vuelvan a cometer un delito”.

“El sistema carcelario de la provincia es el más grande del país. Y también probablemente el más abandonado en décadas. Esta es la primera cárcel que se construye en 20 años”, dijo Vidal, junto al intendente Sebastián Abella y el ministro de Seguridad bonaerense, Gustavo Ferrari.

“Hoy se está poniendo en marcha una unidad carcelaria modelo, que estamos seguros va a ser importante para mejorar la reinserción social de los presos”, enfatizó Abella al darle la bienvenida a la gobernadora.

Y añadió que “ningún joven nace delincuente y es importante como sociedad que podamos darles una segunda oportunidad y en este sentido va a ser muy importante esta unidad que es un ejemplo”

Abella calificó como “admirable” el trabajo que viene realizando la gobernadora en su lucha contra las mafias y el narcotráfico “para que los bonaerenses podamos vivir más seguros”.

A su vez, la mandataria enfatizó en las malas condiciones carcelarias en la provincia, producto de décadas de “desidia” y “abandono”, que llevó a la superpoblación de los internos de varias cárceles de la provincia.

“Esto empezó a cambiar. Hoy hay más de 3.000 plazas nuevas y la mayoría de los internos estudia o trabaja”, dijo la gobernadora.

“Mostrar que la reinserción es posible. Lo que pasa dentro de las cárceles, aunque nadie quiera mirar, tiene que ver con la seguridad. Si el Estado no pudo llegar antes que se cometa el primer delito, tiene que llegar para prevenir el segundo”, manifestó Vidal.

A su vez, consideró que “no alcanza con la reforma de la policía, y de la justicia, si además no nos ocupados del sistema carcelario”.

“Muchos miraron para otro lado durante muchos años” -señaló- “nosotros lo vimos, vimos la corrupción que se vivía y el estado de abandono en las que estaban”.

Por último, la gobernadora recordó que en su gestión se removió a toda la cúpula penitenciaria que se sostuvo en el gobierno anterior y apuntó contra el narcotráfico: “Es la madre de la inseguridad, por eso vamos a tener un centro de tratamiento de adicciones completo”.

MANDADOS