Muerte y polémica en la cárcel de Campana: manifestación en reclamo de “Justicia”

Foto: @dantrila

Miguel Ledesma tenía 30 años de edad y apareció muerto en la Unidad Penitenciaria N°21 de Campana, tras haber sido acusado de abuso sexual. Sus familiares aseguran que no se suicidó y piden el esclarecimiento de este hecho. 

Esta tarde, cerca de las 19:00 y a la altura de la rotonda de Mc Donalds, familaires y amigos de Ledesma reclamaron que se investigue la muerte del joven.

Denuncian irregularidades en la investigación, y aseguran que la víctima era inocente. La protesta generó serios inconvenientes en el tránsito.

“Marchamos para pedir justicia por Miguel Ledesma y para que esto no quede impune, como parecen querer las autoridades. Exigimos que alguien nos dé una respuesta a todo lo que pasó y que no vuelva a pasar más a otros” expresaron sus familiares.

¿QUÉ PASO CON MIGUEL LEDESMA?
Miguel Ledesma fue acusado de haber abusado sexualmente de su cuñada, de 13 años, por Rosana Almua, la madre de la menor. Ledesma, según cuentan sus hermanos, se presentó voluntariamente ante la Justicia tras la recepción de una cédula judicial, y luego fue detenido y trasladado a la DDI local. En ningún momento contó con un abogado. Ingresó de forma preventiva a la cárcel N°21 de Campana el día 31/1, proveniente de la Comisaría 1° de Escobar.

Al poco tiempo, el día 1 de febrero, desde la cárcel informaron que encontraron a Ledesma muerto, ahorcado con una sábana, colgado desde una especie de ventana de su celda. Las cámaras de seguridad no funcionaban: reportaron que ”el circuito cerrado de videocámaras de esta unidad (…) ha dejado de funcionar el día martes 29 de enero a las 23:45 luego de un corte de suministro eléctrico”.

La muerte de Ledesma fue constatada por el médico Diego Kalejman, y el informe del Registro Provincial de las Personas -que llegó a la UFI el día 5/2- indica que la misma se produjo por ”asfixia / ahorcadura a lazo”. Lo mismo dice su certificado de defunción. Pero sus familiares y amigos aseguran que lo mataron a golpes, y dicen poner a disposición fotografías ”para quien quiera verlas”.

Por otro lado apuntan contra la Justicia en general, y contra la Fiscal Eleonora Day Arenas en específico: ”ella es la responsable de la muerte de Miguel, la que debía juntar pruebas y darle un juicio y el derecho para demostrar su inocencia, de cuidar que no le pase nada. Y sin embargo lo condenó con pena de muerte como si fuera un juez. Actuó con total impunidad y sigue en el poder como si nada hubiera pasado. A cualquiera nos puede pasar que esta mujer nos encierre con presos peligrosos y nos arrebaten la vida por una negligencia. Vamos a pedir por su destitución del cargo. Necesitamos que se tome conciencia, ya que hoy fue Miguel pero mañana pueden ser sus hijos”.

Foto: @dantrila
MANDADOS