En su primera sesión del año Diputados aprobó la Ley Micaela y protocolo anti-motochorros

La Cámara de Diputados bonaerense aprobró el proyecto de ley denominado “anti-motochorros” y una adhesión a la ley nacional que se conoció como Ley Micaela, sobre capacitación institucional en Género.

Respecto de la ley anti-motochorro es una iniciativa que obliga a los motociclistas a usar casco con identificación en algunas zonas delimitadas, tal como sucede en CABA, pero en este caso será a partir de la participación de los municipios de las grandes ciudades de la provincia.

El proyecto fue presentado en abril del año pasado por el presidente de la Comisión de Seguridad en la Cámara de Diputados Matías Ranzini Carolina Píparo, ambos del bloque oficialista.

El punto más destacado de la normativa impulsada, que aún tiene que ser avaluada y considerada formalmente por el Senado, que generó cierta polémica, es el que obliga a motociclistas a usar casco con identificación en algunas zonas delimitadas y suma a los acompañantes un chaleco. Esos sectores, en los que también podría prohibirse el doble acompañante, serán consensuados entre los municipios y la cartera de Seguridad.

La ley Micaela estipula, en el orden nacional y tras la adhesión será aplicable en la provincial, la creación del Programa Nacional Permanente de Capacitación Institucional en Género y Violencia contra las Mujeres con el objetivo de “capacitar y sensibilizar” a todos los funcionarios públicos, que integran los diferentes niveles del Estado.

La ley que de ser aprobada por los diputados será girada el Senado para proseguir su trámite parlamentario, responde en cierta medida a la idea esbozada por la gobernadora María Eugenia Vidal la semana pasada en la Asamblea Legislativa, sobre la necesidad de contar con un protocolo en el sector público sobre Género y Violencia contra las Mujeres.

MANDADOS