Aplican un nuevo esquema de suspensiones en Honda

Los índices de mayo no son alentadores para la venta de vehículos y es por este motivo que están suspendiendo trabajadores nuevamente en la empresa Automotriz Honda de Campana. El esquema de suspensiones es el siguiente: suspensión de trabajadores una semana por mes durante tres meses, una semana de mayo, otra de junio y una tercera en julio.

Luego de estas suspensiones la intención del sindicato es negociar con la empresa Honda la aplicación de un esquema de capacitaciones continuas para el sector motos; similar al desarrollado en Toyota, y no caer en suspensiones nuevamente. En tanto la producción de autos continúa normalmente, informaron desde el sindicato Smata que nuclea a los trabajadores de las automotrices.

En la planta de Campana, emplazada sobre un predio de 142 hectáreas sobre la ruta 6, la terminal cuenta con una capacidad de 30 mil unidades anuales. Allí se fabrica el Honda City, la camioneta HR-V, y las motocicletas Honda CG 150 Titán y la Biz 125.

RETIRO VOLUNTARIO
El conflicto en la empresa Honda comenzó el año pasado cuando la firma pidió desvincular a 100 empleados ante la baja de las ventas. El sindicato Smata no lo permitió y acordó un esquema de suspensiones con el percibimiento del 80% del salario bruto. Luego, en diciembre del año pasado, la empresa acusó nuevas bajas en las ventas y acordó con el gremio una serie de suspensiones de “largo aliento” por el sobre stock de motos y autos. Ambas líneas se paralizaron a partir del 25 de febrero y las motos volvieron a producirse el 18 de marzo y los autos el 28 de ese mes; viéndose afectados 700 operarios. En el marco de estas suspensiones acordaron que percibirían el 70% del salario bruto.

No obstante la empresa pidió desvincular a más trabajadores y se acordó la apertura de un proceso de retiro voluntario con varios puntos favorables al trabajador en relación a lo que percibirían respecto a las indemnizaciones. Allí se desvincularon 134 obreros.