El comisario de Lima brindó detalles sobre cómo lograron reconocer el cuerpo de Stella Ramírez

El comisario de Lima, Walter Villa brindó detalles sobre lo ocurrido esta jornada con el hallazgo de cuerpo de la joven Stella Maris Ramírez. El macabro descubrimiento estuvo a cargo de dos pescadores en el km 130 del río Paraná, en cercanías del Club de Pesca de Lima; en su cuerpo tenía una profunda herida cortante y estaba decapitada. Ahora el cadáver será sometido a una autopsia. 

“Estábamos haciendo rastrillajes por otra zona, en una estancia del camino 038 hasta que recibimos un llamado que nos anotició que pescadores habrían avistado un cuerpo. Inmediatamente nos trasladamos hasta ese lugar donde nos constituímos con una embarcación en el km 130 del río Paraná y pudimos visualizar un cuerpo flotando sobre juncos” reveló el titular de la Comisaría Segunda de Lima, Walter Villa en Fm Libre.

El Jefe Policial puntualizó en que lo que les permitió identificar en primera instancia a Stella fue “una seña particular que tiene en su cuerpo”. El Fiscal Gutiérres también intervino en el lugar y “a sus órdenes con colaboración de Prefectura colaboramos y ellos extrajeron el cuerpo del agua, para ser llevado a tierra donde estaba el equipo de Policía Científica esperando para revisar y realizar las actuaciones de rigor para ser trasladado el cuerpo luego a la morgue de Campana”.

El comisario planteó lo sucedido como “macabro, ya el hecho de encontrarla sin vida, es macabro, estaba sin ropa. Ha sido un hecho doloroso aunque sabíamos que había muchas posibilidades de encontrarla fallecida. La pareja de ella y su suegra están detenidos”. Para finalizar anticipó que “los pasos a seguir son poner a disposición el cuerpo a la familia, las diligencias de rigor a cargo de Fiscalía y nuevas pericias; pero el hecho ya está redondeado en forma parcial con un cierre que nos enluta a todos”.

CÓMO LA ENCONTRARON:LOS MACABROS DETALLES
Los efectivos lograron sacar el cuerpo del río y observaron que presentaba un largo y profundo corte longitudinal en la zona del abdomen, por lo que se descartaría un accidente y se reforzaría la hipótesis del femicidio.

Los voceros judiciales señalaron que el cuerpo se encontraba en un avanzado estado de descomposición debido a que estuvo en el agua durante varios días. Con los datos obtenidos a simple vista, los investigadores sospechan que a la mujer la quisieron quemar, le cortaron la cabeza y le abrieron el abdomen para que se hunda, dijeron las fuentes.

No obstante, el fiscal de la causa, Alberto Gutiérres, esperará el resultado de la autopsia para corroborar esa hipótesis. “Posiblemente la persona que arrojó el cuerpo lo hizo en una tosquera ubicada a unos kilómetros y fue bajando hasta que finalmente apareció en este lugar”, dijo una fuente con acceso al expediente.