Empresario se encadenó frente al Juzgado Federal de Campana

El titular de la empresa de vigilancia privada DZ Seguridad, Darío Zamora, se encadenó frente al Juzgado Federal de Campana para exigir que se resuelva su situación, en el marco de la causa por lavado de activos que enfrenta el sindicalista Herme Juarez.

El empresario es oriundo de San Lorenzo y prestaba servicios a la Cooperativa de Trabajos Portuarios de Puerto General San Martín del sindicalista -que hoy cumple prisión domiciliaria- y se encuentra bajo sospecha de “sobrefacturar” servicios.

A la hora de dictar el procesamiento del gremialista, el juez Adrián González Charvay planteó que la compañía de Zamora aparecía como una de las posibles destinatarias de los fondos desviados en el marco de una maniobra de lavado de activos.

Por ello, le retuvo el CUIT y, por ende, está impedido de realizar transacciones comerciales y no puede abonar los sueldos de los vigiladores privados de la firma.

Ante esta situación, el empresario decidió hacer público su reclamo y quedarse allí hasta que el magistrado o su secretario lo reciban para resolver el conflicto.