Brote de gastroenteritis: qué es el norovirus

Están extremando la limpieza y las medidas de higiene para prevenir más casos de “norovirus”, que ya afectó a unos 1.400 jóvenes en Bariloche, según informó el Ministerio de Salud rionegrino.

Las muestra enviadas al Instituto Malbrán de Buenos Aires no dejaron dudas que se trata de un brote de norovirus. Los casos se registraron sobre todo entre la población de turismo estudiantil.

“El norovirus está en cualquier parte del mundo. En pediatría, una vez que uno incorpora la vacuna del rotavirus en el calendario, el más frecuente es este”, le dice a Con Bienestar el doctor Ricardo Rüttimann (MN 72566), pediatra Infectólogo de la Fundación Centro de Estudios Infectológicos (FUNCEI). Ante la pregunta si este brote puede llegar a Buenos Aires, Rüttimann responde: “Sí, porque el periodo de incubación es un periodo amplio y puede transmitirse fácilmente, sobre todo, si los chicos se ven con frecuencia”.

El norovirus es la principal causa de gastroenteritis. Vómitos, diarrea y dolor abdominal es el cuadro clínico habitual de estas patologías. Suelen aparecer de forma repentina y se manfiestan entre 12 y 48 horas después de que la persona haya estado expuesta al nanovirus. “Está dentro de un gran grupo de virus que causa diarrea. No es muy severa pero es molesta porque dura varios días y es muy fácil de transmitir por las manos”, advierte el especialista, y agrega: “por eso es muy frecuente de ver en hoteles, en instituciones cerradas como geriátricos, y en algunos cruceros muchas veces se debe cancelar por lo rápido de la propagación”.

Es altamente contagioso, aunque en personas sin problemas de salud suele ser una afección benigna que se resuelve en pocos días. El riesgo potencial se presenta en caso de bebés y de ancianos, más aún si tienen alguna enfermedad de fondo, ya que los vómitos y la diarrea pueden causar una deshidratación grave.

Entre las medidas de prevención se encuentran: reforzar las normas de higiene personal, extremar el lavado de manos con agua y jabón especialmente después de ir al baño y antes de comer, no consumir alimentos que no estén bien cocidos, lavar bien las frutas que se consumen crudas, no consumir comidas recalentadas, tomar agua potable, no consumir agua de arroyos, ríos o lagos, ventilar diariamente los ambientes durante tres horas, evitar el contacto con materia fecal , vómitos y saliva de personas afectadas, y por último, ante el agravamiento del cuadro de gastroenteritis consultar al médico. “El alcohol en gel ayuda mucho”, agrega el doctor.