Condenaron a uno de los autores del robo al Bingo Zárate

Se trata de Rubén Colombini, uno de los miembros de la banda que dio el atraco al Bingo Zárate en el año 2017. 

Rubén Colombini fue sometido a un juicio oral en su contra que llevó a cabo este año el Tribunal Oran en lo Criminal N° 2 de Campana. El imputado recibió en septiembre pasado la condena a 10 años y seis meses de prisión, accesorias legales y costas del proceso, tras ser encontrado penalmente responsable del delito de Robo Calificado por el uso de arma de fuego cuya aptitud para el disparo no se tiene por acreditada, por la utilización de arma impropia y por haberse cometido en lugar poblado y en banda.

EL CASO
El hecho tuvo lugar el pasado 16 de enero del año 2017, cuando un hombre de mediana edad -vestido con una chomba roja con el logo de una pica blanca de poker y un pantalón de vestir color negro-pulsó el portero electrónico de una de las puertas del Bingo Zárate, nadie sospechó que ese sujeto, que mostraba su cara y que simulaba ser personal técnico del lugar era en realidad Rubén Eduardo Colombini, una figura clave en el millonario robo a la casa de juegos de azar.

Cuando el delincuente ingresó, el establecimiento se encontraba cerrado y los empleados en la planta alta estaban realizando el recuento del dinero de aquel día pero también tenían lo del fin de semana. De inmediato, se dirigió al lugar donde se encontraba la persona encarga de la seguridad de la puerta, extrajo un arma de fuego y lo redujo acompañando la escena con amenazas.

Colombini le exigió al empleado que lo acompañe hasta la misma puerta por la que había ingresado, para que otras dos personas, que estaban estacionados en la dársena dentro de un auto BMW, ingresaran al local. Se trata de dos hombres que ocultaron su identidad con pasamontañas. Uno de ellos con chaleco antibalas policial, el otro, vestía un elegante traje oscuro y portaba un bolso deportivo.

Antes de subir a la planta alta, Colombini se colocó también una capucha negra y los cuatro subieron las escaleras hasta el primer piso. El falso trabajador del bingo era el encargado de trasladar al hombre de seguridad, quien se encontraba completamente anulado en su accionar, fundamentalmente, porque el arma del delincuente apoyaba su cañón sobre el lado derecho de su abdomen.

Los malvivientes se dirigieron hacia una de las oficinas, donde tres empleadas se encontraban realizando el recuento del dinero y tras reducirlas se llevaron cerca de $4.120.000 en seis carritos de supermercado y en el bolso deportivo con el que ingresaron para luego darse a la fuga a bordo del BMW.

El caso tomó relevancia nacional y la imagen en primera plano de Rubén Colombini se repitió numerosas veces en los programas informativos del primetime. Así gracias al trabajo encarado por la fiscalía se pudo relacionar al único sospechoso identificado con el robo a una sucursal del Banco Patagonia ocurrido años atrás en Martínez, hecho por el que el acusado había sido detenido y hasta había cumplido una condena.

Finalmente Colombini fue encontrado tras la realización de un allanamiento sorpresa y extremadamente cuidadoso, debido a que el delincuente contaba con una radio policial que le permitía escapar continuamente y anticiparse siempre. Pero el 6 de octubre del 2017 nada pudo hacer. Los investigadores además de capturarlo encontraron cartuchos de arma de fuego, el mencionado dispositivo de comunicación y un reloj que coincidía con el que tenía puesto el día del robo ya que había quedado registrado en las cámaras de seguridad y se lo podía ver con total claridad.

Con información de: Diario La Voz