Cada vez hay menos católicos y crece el número de personas sin religión

La cantidad de argentinos que dicen ser católicos se redujo de forma abrumadora en los últimos años.

Una encuesta nacional realizada por un grupo de científicos del Conicet reveló profundos cambios en las creencias, prácticas y actitudes religiosas en la Argentina. El principal hallazgo es la caída sensible de la religión católica: los creyentes pasaron del 76,5% al 62,9% de la muestra en tan solo 11 años. El dato contrasta con el aumento de las personas “sin religión”, que aumentaron del 11,3% al 18,9%; y de los evangélicos, que crecieron en adherentes del 9% al 15,3%.

El trabajo, financiado por la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación, señaló que la mayoría de los argentinos sigue profesando la religión católica. El 62% de la población se identifica con ese culto, pero este número se redujo en un 13,6% respecto de la última medición, cuando el catolicismo representaba al 76,5% de los argentinos.

De manera asociada a las creencias, el informe resalta que se duplicó quienes creen que el aborto es un derecho, la pena de muerte es apoyada por el 50% de los consultados y el 70% cree que es necesario que el Estado aplique controles migratorios más estrictos.

La “Segunda Encuesta Nacional sobre Creencias y Actitudes Religiosas en Argentina” fue elaborada sobre una muestra representativa a nivel país de 2.421 casos durante los meses de agosto y septiembre de 2019. El trabajo estuvo a cargo del “Área Sociedad, Cultura y Religión” del Conicet.