Vecinos del barrio Reysol se movilizarán a la Municipalidad “para pedir trabajo y repaertura de planes”

Un grupo de vecinos del barrio Reysol se movilizará mañana a la Municipalidad de Zárate y al Concejo Deliberante para pedir, según anticiparon, “un plan de obras públicas y trabajo genuino así como también la reapertura de planes”. La movilización será acompañada por el Partido Obrero de Zárate. La marcha partirá de Lavalle y Rivadavia a las 10:00.

Este jueves 12 de diciembre, vecinos de Barrio Reysol se movilizarán a la Municipalidad de Zarate y al Honorable Concejo Deliberante para reclamar al gobierno municipal la entrega de alimentos navideños para los vecinos,  comedores y merenderos, por la reapertura de planes que según comentaron “a pesar de la Emergencia Alimentaria no se cumple y por un plan de obras públicas con creación de trabajo genuino para enfrentar la desocupación que azota los barrios”.

“Frente al actual escenario de catástrofe social marcado por el aumento del desempleo,  una inflación que ataca a diario el poder adquisitivo de nuestros salarios devaluados y planes sociales que no llegan a cubrir el costo de una canasta familiar, el incremento  del hambre, la pobreza y la carestía , donde según relevamientos estadísticos recientes (UCA), un 40,8% de la población urbana de todo el país es pobre y casi el 60% de los menores de 17 años vive en la pobreza” sostuvieron desde el Partido Obrero quienes acompañaran la jornada de protesta vecinal.

“Acompañamos este justo reclamo y esta iniciativa porque coinciden con los métodos que plantea nuestro Polo Obrero, que moviliza en todo el país por trabajo genuino y las reivindicaciones mas sentidas de los barrios. Los cierres de empresas en nuestra ciudad y en la zona, la baja del plan Nuclear, la recesión que afectó violentamente al comercio, a trabajadores ocupados y desocupados  han dejado altísimos números de desocupación, una pobreza inocultable en nuestros barrios donde los pibes y pibas llegan a nuestros comedores y merenderos y ollas populares con hambre, una crisis en materia de infraestructura donde la falta de obras públicas son notorias y se hacen evidentes a cada paso con barriadas enteras sin asfalto, sin cloacas ni agua corriente y donde la inexistencia de un plan de obras hidráulicas hace que las inundaciones y el anegamiento de calles sean moneda corriente cada vez que llueve” plantearon desde el Partido Obrero.

Por otro lado los dirigentes recalcaron que “nuestra ciudad sigue con una crisis habitacional enorme donde cientos de familias no tienen acceso a una vivienda digna. Con una salud pública quebrada, con profesionales de la salud precarizados y desbordados en sus tareas. Empleados municipales que llevan años de trabajo sin ser pasados a planta permanente; monotributistas, becarios con salarios por debajo de la línea de pobreza, al igual que los de planta efectiva. Todos estos indicadores de miseria social se han generado bajo todos los gobiernos con la continuidad local en particular de Caffaro en sus diferentes frentes políticos, a pesar de ser parte de uno de los cordones industriales mas importantes del país, los indicadores de pobreza se han incrementado al corazón profundo de la ciudad”.

Para finalizar enfatizaron que “por todas estas necesidades populares acompañamos esta importante jornada de lucha por las reivindicaciones de nuestros barrios y comedores. Vamos por un fin de año sin hambre ni despidos. Por un plan de obras públicas que de salida a las verdaderas necesidades de la población y que genere trabajo genuino para los desocupados, por una canasta navideña y reapertura de planes.  Seguiremos en la lucha contra el hambre y por el derecho al trabajo genuino para todos los desocupados”.