El Presidente Fernández anunció un aislamiento preventivo y obligatorio desde esta medianoche hasta el 31 de marzo

No se podrá circular libremente por la calle y habrá penas de prisión para quienes violen la medida.

Alberto Fernández tomó este jueves la decisión más importante desde su llegada a la Casa Rosada: imponer una cuarentena obligatoria para evitar la circulación de personas en la vía pública, y de esta forma evitar la propagación del coronavirus, la pandemia que causó miles de muertes alrededor del mundo.

La cuarentena rige desde este jueves (viernes a las 0) hasta el martes 31 de marzo. Esta medida se toma a 16 días de confirmarse el primer contagio en la Argentina.

“Dios nos dio una oportunidad: nos dio tiempo para prevenirnos” dijo esta noche el Presidente de la Nación, Alberto Fernández y amplió “seguimos teniendo problema de gente que no entiende que no puede circular por la calle. Decidimos decretar un Decreto que a todos los argentinos, argentinas y deberán someterse al aislamiento quiere decir que nadie puede moverse de su residencia. es hora de que comprendamos que estamos cuidando la salud de los argentinos. Vamos a ser severos con la gente que no cumpla con el aislamiento”.

“Hay situaciones permitidas podrán salir para hacer lo necesario para seguir viviendo su vida habitual, los negocios de cercanías estarán abiertos, farmacias, podrán hacer compras, pero desde la 00:00, Prefectura, Gendarmería y Policía controlará y deberán dar explicaciones aquellos ciudadanos que estén en la calle” detalló el mandatario argentino.

Se trata de un control sobre la circulación que habilitaría a la población a salir de sus casas a comprar alimentos, medicamentos o asistir a un familiar.

En caso de circular por la calle, los ciudadanos deberán hacerlo solos y tendrán que evitarse los grupos de personas. En otras palabras, el Gobierno busca garantizar a la sociedad el acceso a los bienes de primera necesidad pero con las limitaciones lógicas.

Por el contrario, toda actividad que no se enmarque en esas tres necesidades no estará permitida por las autoridades. De hecho, el Gobierno dispondrá que las fuerzas de seguridad federales, provinciales y municipales patrullen las calles a fin de garantizar que se cumpla el aislamiento.

En nuestro país, el Covid-19 ya suma 128 contagios, con 104 casos activos, 21 dados de alta y tres muertos. Por eso el Presidente se reunió con los gobernadores de todas las provincias y acordó este parate total en la vida de los argentinos.