municoronaok

Para Cáffaro el comerciante que aumenta los precios “atenta contra la vida”

El intendente del municipio de Zárate, Osvaldo Cáffaro, consideró este jueves que el comerciante que “aumenta los precios en este marco de emergencia sanitaria está atentando contra la vida de la gente” y señaló que en los supermercados y farmacias de ese distrito “la mayoría cumple, pero hay que estar muy encima”.

Tras la publicación del DNU del Ejecutivo nacional que otorga el poder de policía para el control de precios a los intendentes, Cáffaro contó que en los operativos a los comercios “se está pidiendo la factura de compra para ver el tema de los intermediarios y cómo se incrementa la cadena de valor”.

En declaraciones a Radio 10, el jefe comunal contó que durante un operativo del municipio realizado ayer en una farmacia encontraron que ésta vendía a $800 pesos el litro de alcohol en gel, por lo que “lo denunciamos por vender a un precio superior a lo establecido, pero también le pedimos la factura de compra”.

“En esa boleta observamos que la farmacia había comprado a $450, lo que está por arriba de lo fijado como precio máximo, por lo que también denunciamos al intermediario, ya que son quienes acopian y ponen un precio alto en el mercado y distribuyen el producto como quieren”, sentenció.

En ese sentido, agregó: “Es terrible lo que hacen los comerciantes que aumentan los precios. Atentan con la vida de la gente”.

Con respecto al uso obligatorio del barbijo en la vía pública que estableció el municipio de Zárate, Cáffaro aclaró que “la utilización del barbijo no significa no mantener el distanciamiento social ni romper la cuarentena y menos dejar de mantener las normas de higiene como lavarse las manos y no tocarse la cara”.

“El uso de barbijo es una norma más para cuidarse que no significa romper la cuarentena”, insistió el jefe comunal que también aclaró que se debe usar los denominados tapa bocas “caseros” para “no sacarles los barbijos -quirúrgicos- a los que más lo necesitan, como son los trabajadores del sistema sanitario”.

Cáffaro contó que “un grupo de mil voluntarios están armando barbijos en sus casas” y se armó “un equipo de trabajo y nos fuimos a capacitar en la sastrería militar para que nos enseñe las normas”.

Luego de la formación, el Municipio entregó en forma gratuita kits para que la gente pueda hacer los barbijos en sus casas y además compró 130 mil barbijos en una partida inicial, precisó.

FUENTE: Agencia de noticias Télam.