municoronaok

Cura denunciado por abuso sexual contra una nena no podrá dar misa mientras dure la investigación

Se trata del Padre Gabriel María Ghilardini, incardinado en la Diócesis de Añatuya, que en este último tiempo ejerció su ministerio en la Parroquia de Ameghino en la Diócesis de Nueve de julio.

El hecho fue denunciado en Campana el 6 de abril de 2020, y según su denunciante habría ocurrido en la localidad de Capilla del Señor en el año 2000.

Al respecto, y frente a la repercusión que tomó el hecho el Obispado de Nueve de Julio dio a conocer un comunicado oficial que manifiesta su postura y las medidas adoptadas.

Comunicado del Obispo de Nueve de Julio
“Ante las informaciones periodísticas de una denuncia que recae sobre un sacerdote que desempeña su ministerio en esta diócesis se comunica lo siguiente:
El día 7 de abril de 2020 se tomó conocimiento de la denuncia contra el Pbro. Gabriel María Ghilardini a través de las redes sociales.

Inmediatamente se procedió a labrar un Acta de la misma y se le solicitó al sacerdote que se presentara personalmente en la Curia de Nueve de Julio.

El 16 de abril se tomó como medida cautelar separarlo del cargo de Administrador Parroquial y se le prohibió el ejercicio público del ministerio.

Se comunicó a todos los vecinos de Ameghino, a través de la misa que se celebra por el Facebook parroquial, que dada la denuncia y hasta que se esclareciera la cuestión, asumiría la conducción de la parroquia otro sacerdote.

Ese mismo día comenzó inmediatamente el proceso canónico de investigación preliminar a través de un Decreto Ep. 011/2020.

Asimismo se le pidió al acusado que se ponga a disposición de la justicia secular, cosa que hizo efectivamente el 17 de abril enviando una nota a la UFI 3 de Campana a la Agente Fiscal Dra. Eleonora Day Arenas, a través de un correo electrónico, aún antes de haber recibido notificación alguna de la misma.

Pese a los impedimentos propios del aislamiento de la cuarentena el proceso canónico de investigación preliminar está ya avanzado, se procuró tomar contacto con la denunciante, se pidieron informes a las diócesis donde se desempeñó con anterioridad y se recogieron diversos testimonios tanto en Capilla del Señor como en Ameghino.

Se espera el avance de la causa tanto en el ámbito secular como canónico poniendo todos los medios disponibles para el avance de la justicia.”

Vale recordar que fue en Campana donde una joven de 31 años realizó la denuncia por abuso sexual agravado consumado contra el actual cura párroco de la localidad de Florentino Ameghino, Gabriel Ghilardini. Según consta en la causa judicial (IPP-18-03-000427-20/00) –que está en trámite de investigación y avanza conforme a las posibilidades en el contexto del Aislamiento social preventivo y obligatorio-, se denunció que el hecho tuvo lugar en el 2000, cuando la víctima tenía doce años, en la localidad de Capilla del Señor, ciudad cabecera del partido de Exaltación de la Cruz, perteneciente a la Diócesis de Zárate-Campana.

La denuncia

La joven denunciante detalló: “Al cura lo conocía por catecismo, yo en ese entonces tenía 12 años y recién me había mudado al pueblo, era muy tímida, no conocía a nadie, y en mi casa se vivía un ámbito de violencia; él siempre se mostró muy cercano a los chicos, no solamente conmigo, y me generaba confianza para contarle sobre las situaciones en casa y los problemas con mi familia”, y agregó: “yo iba al colegio frente a la plaza, donde está también la Iglesia, cuando salía le tocaba timbre y le contaba cómo estaba, lo que pasaba, me atendía en la oficina, era mi lugar de desahogo, él me escuchaba, me contenía”.

Luego la joven detalló el momento en que comenzaron los abusos: “un día me pidió permiso para abrazarme, le dije que sí, me abrazó y me tocó los pechos por debajo de la remera; me quedé petrificada, me alejé, me abrazó de nuevo y me besó en la boca”.
Luego del episodio de abuso, la joven –entonces una niña de doce años- continuó yendo a la oficina de la Parroquia en busca de contención.

“Ese era el único lugar que yo tenía para escapar de las situaciones de violencia en mi casa, me desarma que me pregunten por qué volvía, no lo sé responder, aún no sé responder eso, tenía miedo de tener la culpa, o de lo que fueran a pensar; cuando volvía, a veces se aprovechaba de mí y a veces no, un día decidí no ir más porque me sentía mal con lo que estaba pasando, además me asusté porque me invitó a pasar a su casa”.
Años más tarde, el sacerdote dejó el pueblo.

“De grande volví a vivir en Capilla del Señor y pregunté por él, me enteré de varias cosas, me comentaron que se había tenido que ir por situaciones inapropiadas, pero no tengo certeza de eso”, contó la joven y agregó que luego de que ella publicara en las redes sociales la foto de Gabriel Ghilardini, junto a su testimonio de víctima de abuso sexual, la imagen comenzó a circular y usuarias de Facebook la contactaron, relatando haber sufrido situaciones similares: una de ellas de Capilla del Señor y otra de la provincia de Santiago del Estero, mujeres hoy mayores de edad que no radicaron la denuncia formal en su contra.

Con información de Diario Democracia

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí