municoronaok

Las diputadas Moyano y Moran no acompañaron la iniciativa de Ranzini de pedir Gendarmería para Zárate

Ayer por la tarde en el marco de una nueva Sesión Virtual de la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires, se trató un proyecto de Declaración, impulsado por el Diputado Matías Ranzini del bloque Juntos por el Cambio, pidiendo el desembarco de las Fuerzas Federales en Zárate. En su alocución Ranzini apuntó duro contra la gestión municipal y no tuvo el acompañamiento de las legisladoras Patricia Moyano y Micaela Morán (Frente de Todos) quienes defendieron al intendente Cáffaro.

“El municipio de Zárate está viviendo una crisis de inseguridad desde principio de año hasta hoy, sostenida en el tiempo por un poder ejecutivo municipal que hace oído sordo al reclamo de la gente” expresó Ranzini. En ese sentido y de forma efusiva recalcó “no hay distinción de barrios o de franja etaria para las víctimas de los delitos”.

El legislador fue planteando distintos hechos comenzando con el ataque perpetrado por los rugbiers zarateños que le causó la muerte a Fernando Báez Sosa pasando por la ola de entraderas que se vivió en el verano “la ayuda de la oposición en temas importantes donde tenemos que estar todos juntos se propuso con un proyecto que se presentó el 15 de febrero para declarar la emergencia en seguridad, para ayudar al intendente cáffaro pero desde el Ejecutivo hicieron oido sordo”.

El legislador opositor consignó que durante la pandemia “los asaltos se perpetraron contra los trabajadores esenciales, fue muy duro” y al mismo tiempo apuntó “el intendente para solucionar esto hizo un decreto facultando a los funcionarios municipales a partir del primero de abril a controlar la vía publica y tener control de policía para infraccionar, multar, a todos aquellos que están incumpliendo la cuarentena y ahí pensamos que venía la salvación y que iban a menguar los delitos”. Pero Ranzini analizó que la situación no cambió en la ciudad y lanzó “el intendente Cáffaro nunca escuchó a la oposición para cambiar de plan por el tema de la inseguridad”.

Ranzini también recordó el crimen del Jefe de Gendarmería Nacional que tuvo como autores a dos jóvenes “que en el trayecto que hicieron de sus barrios al centro nadie los paró”.Además exhibió un informe que da cuenta de la cantidad de litros que destina el municipio a patrulleros policiales “sólo 10 litros por día mientras que en Campana le llenan el tanque para que puedan hace 300 km”.

En ese contexto y mostrando a su cámara varios documentos enfatizó “llegamos a un punto donde el delito subió por una impericia y despreocupación del intendente”. Luego relató que “por una inacción del municipio en los barrios se enfrentan entre bandas con tiroteos. La gente le tiene más miedo a la inseguridad que a ser expuesto al virus”. Para concluir agradeció el apoyo de la Diputada Sandra Paris para con su proyecto y pidió el acompañamiento de las Diputadas zarateñas Micaela Moran y Patricia Moyano (Frente de Todos) “que responden políticamente al intendente Cáffaro que todavía tenemos tiempo, nunca es tarde, este es el momento de poner el cuerpo todos juntos”.

La respuesta de las legisladoras Moran y Moyano no se hizo esperar. En primer lugar esta última defendió la gestión de Cáffaro y describió “su intención (por Ranzini) es atacar, como lo hacen muchos, al intendente de Zárate”. No obstante deslizó “hay que estar en Zárate Diputado para poner el cuerpo allá donde los vecinos necesitan”. En tanto que destacó los programas que el municipio puso en marcha en diversas áreas en los últimos años aunque no se refirió a la seguridad plenamente “es fácil ponerse a 100 km de Zárate reclamar por los derechos, por las necesidades de un distrito que los vecinos en conjunto con los vecinos están dándole lucha a esta pandemia. Yo vivo en Zárate, lo espero y charlemos porque le estamos pidiendo que sean una oposición responsable”.

Por su parte la Diputada Moran también se dirigió hacia Ranzini y respondió “estoy sorprendida y desilusionada” en tal sentido dijo que siempre tuvieron “buena relación y hemos tenido un trato ameno”. La legisladora criticó la fundamentación del proyecto del Diputado opositor y lanzó “las condiciones en que está redactada deja mucho que desear, tiene que revisar su forma de escribir”.

Moran le advirtió enfáticamente a Ranzini que “tenga mucho cuidado cuando pone sobre mi cabeza un jefe político yo decido quién es mi jefe político y si quiero jefe político, si tengo ganas de responder a un jefe político”. Según la legisladora del Frente de Todos lo que hace con el intendente es “colaborar porque para eso estoy, para colaborar con los vecinos de mi ciudad, respaldo al intendente que es lo que más necesita” e insistió “le pido que tenga mucho cuidado porque yo sé a quien respondo”.

Finalmente el proyecto de declaración, impulsado por Matías Ranzini, de solicitud de las Fuerzas Federales para Zárate no tuvo el acompañamiento de las legisladoras oficialistas en su tratamiento.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí