municoronaok

El trágico accidente que marcó a Zárate y al país: terminó con 10 muertos y 78 heridos

Los bomberos de Zárate extraen de entre los hierros, cuerpos y heridos.

La ciudad de Zárate está rodeada de importantes rutas y estratégicas con direccionamiento a puertos pero también está en las puertas del Mercosur por lo que cobra mayor relevancia en la Provincia de Buenos Aires.

Al mismo tiempo estas rutas cuentan a lo largo de sus kilómetros con miles de accidentes; entre ellos hoy recordamos uno, ocurrido un viernes 7 de marzo del año 1997 de gran magnitud en el que murieron 10 personas y dejó un saldo de 78 personas heridas tras el choque de cuatro colectivos y un automóvil en la ruta 12, a la altura de la Isla Talavera, entre los dos puentes del complejo Zárate-Brazo Largo.

El accidente ocurrió a las 7.50 cuando un colectivo de la empresa Vía Bariloche debió detener su marcha en el kilómetro 97 de la ruta 12 por la escasa visibilidad reinante a causa de la niebla. El vehículo fue embestido por un Ford Falcon que se incrustó en su parte posterior y se incendió. Casi en el mismo instante, tres colectivos de las empresas Tata, El Cometa y Flecha Bus no pudieron sortear la bola de fuego en que se había convertido el Falcon y chocaron en cadena.

Entre la nómina de muertos informados aquella jornada se encontraban los tres choferes de los micros, los cinco ocupantes del automóvil y dos pasajeros de las empresas Tata y Flecha Bus, respectivamente.

Claudio García, actual responsable de Defensa Civil pero que por aquellos años se desempeñaba como bombero de Zárate, junto a su dotación, fue el primero en llegar al lugar del accidente, y relató al diario La Nación, que se encontró con escenas de pánico generalizado, ya que los tres transportes y el Falcon estaban incendiados y la gente trataba de salir de cualquier forma. “Nosotros socorrimos a mucha gente, pero todo era un espanto, las escenas eran desgarradoras, terribles, comentó García.

Aquel 7 de marzo pudieron ser identificados Aldo Ceferino Pérez, argentino, de 45 años, con domicilio en Haedo, chofer de Flecha Bus; Marcelo Planur, conductor de Tata, y Mario Báez, de la empresa El Cometa. La demora en identificar a las víctimas se debió a que los cadáveres estaban totalmente calcinados, explicó Héctor Braganini, entonces vocero de la concesionaria de la ruta 12.

Por su parte Roberto Llorenza, por aquel año Comandante en jefe del Escuadrón de Gendarmería Nacional Zárate, describió que estaba patrullando la zona con tres vehículos cuando a la altura del kilómetro 92 pidió el corte de la ruta de ambos puentes porque la visibilidad se redujo de 2.000 a 50 metros en pocos minutos.

Los automóviles tuvieron que transitar a paso de hombre y poco después debieron bajar de los mismos y caminar porque no se veia nada. Fue en ese momento que comenzaron a escuchar gritos, al mirar hacia arriba observaron una nube de humo.

Fueron sies dotaciones de bomberos de Zárate que intervinieron en el accidente, personal de la Genarmería y al menos veinte ambulancias que ayudaron a socorrer a las víctimas.Los cinco pasajeros del Ford Falcon murieron calcinados en el acto, así como los tres choferes que envistieron al automóvil. Los otros dos muertos eran pasajeros de uno de los ómnibus. Los heridos fueron trasladados al hospital regional Virgen del Carmen.

Intenso trabajo y el relato de los sobrevivientes
Un pasajero de la línea Vía Bariloche que resultó ileso aclaró que, desde su punto de vista, la culpa no fue de la empresa, “la imprudencia estuvo en la habilitación del paso de vehículos donde era imposible circular por el humo y la neblina.” Además explicó que el micro iba prácticamente detenido y paró porque no se podía transitar.

Una de las enfermeras del hospital donde fueron trasladados los heridos, llamada Hilda, contó lo difícil que fue para ella hacerse cargo de la situación. “Los cuerpos llegaban con quemaduras espantosas y los heridos no paraban de gritar, fue desesperante”. Y agregó “una cree que ya lo vio todo en este oficio, pero ahora sé que nunca se sabe lo que nos queda por ver en este mundo”.

Los integrantes de Gendarmería Nacional coincidieron en que el mayor problema fue sacar los cuerpos que estaban aprisionados entre los hierros. En esta tarea los ayudaron la dotación de Bomberos Voluntarios de Zárate.

Los micros y el automóvil quedaron destrozados y fue un incesante trabajo el que debieron realizar para extraer los cuerpos de las personas atrapadas.

Ruta trágica: la cronología de accidentes de los 90
La ruta 12, desgraciadamente, es un escenario de diversos y frecuentes accidentes automovilísticos: el 1° de agosto del año 1997 se produjeron tres choques múltiples distintos, que se sucedieron en un área de 3 kilómetros, entre los dos puentes del complejo Zárate – Brazo Largo, a causa de un banco de bruma mezclado con el humo del incendio en los pastizales. En los accidentes, que dejaron un saldo de veinte heridos, participaron cinco camiones, seis automóviles y seis ómnibus.

El 26 de febrero de 1996, dos personas murieron carbonizadas y cinco resultaron heridas en una colisión múltiple, en el kilómetro 99 . El choque se debió también, a la escasa visibilidad y a que los conductores no disminuyeron la velocidad. En este accidente se vieron implicados tres ómnibus, tres camiones y cuatro automóviles. Un gendarme rescató a 15 personas de uno de los ómnibus, que se incendió tras el impacto.

El 20 de octubre de 1995, una persona murió y un suboficial y dos marinos de la Armada sufrieron heridas, en un choque del vehículo en que viajaban, contra un camión.

El 4 de febrero de ese mismo año, una persona murió en un accidente en el puente Zárate – Brazo Largo, que causó un congestionamiento de automóviles a lo largo de 5 kilómetros.

Una de las peores del país
Por aquellos años se dio a conocer un informe del Instituto de Seguridad y Educación Vial que aseguró que la mayor concentración de accidentes está en los 29 kilómetros ubicados sobre la isla Talavera, entre los dos puentes del complejo Zárate Brazo Largo, donde se produjo la colisión.

Sin embargo, el múltiple choque entre los micros y el automóvil particular es el más sangriento de la década de los 90 por la cantidad de víctimas fatales, heridos y las circunstancias en las que se produjo.

La causa de estos accidentes es la presencia de “densos bancos de niebla” agravado por la costumbre de los lugareños que queman pastizales y generan intensas humaredas.

Aquel accidente trágico ocupó buena parte del diario Clarin.
DILLON"

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí