Proyectan cambios en la línea Mitre: los trenes a Zárate dejarán de salir de Villa Ballester y lo harán desde Benavídez

Trenes Argentinos Infraestructura (ADIF) publicó el informe final del proceso de consulta pública al que fue sometida la propuesta de modernización y extensión de la electrificación de la línea Mitre,precisando algunos aspectos de la iniciativa.

Uno de los puntos precisa que “se contempla trasladar las cabeceras de transferencia entre servicios diesel y eléctricos a las nuevas cabeceras” del servicio eléctrico. Esto implicará que los trenes a Zárate dejarán de salir de Villa Ballester y lo harán desde Benavídez, mientras que los trenes a Capilla del Señor harán lo propio desde El Talar, para lo que “está prevista la construcción de andenes adicionales” en ambas estaciones.

Respecto de la diagramación de los futuros servicios, en esta etapa del proyecto no está aún determinada la frecuencia que tendrán los servicios Retiro – El Talar. De manera análoga, “tampoco se descarta que existan servicios ‘cortos’ entre Suárez – Retiro y servicios ‘largos’ entre Benavídez y Retiro” una vez habilitada la electrificación.

El proyecto también estima la extensión del servicio eléctrico del ramal José León Suárez hasta Benavídez y la electrificación de un tramo del ramal Victoria – Capilla del Señor (Victoria – El Talar).

Según se explicó desde ADIF, estas “futuras cabeceras del servicio eléctrico” fueron determinadas “en función principalmente de los montos disponibles del préstamo” que otorgará el Banco Mundial para la ejecución de este proyecto.

Ante las sucesivas consultas de los participantes para que se contemple la posibilidad de extender la electrificación hasta Escobar o Matheu, desde la empresa estatal respondieron que “se está considerando la extensión de la frontera eléctrica mas allá de Benavídez y El Talar para el mediano/largo plazo”.

En el caso del ramal Victoria – El Talar, desde ADIF explicaron que si bien “el tramo entre Schweitzer y Victoria ya posee doble vía”, “no se contempla la duplicación de vía entre Schweitzer y El Talar” ya que “de acuerdo al modelo operativo, esto no limita la operación ferroviaria”. De todas formas, “se considerará su duplicación en el mediano/largo plazo y por fuera del proyecto, de ser necesaria”.

Otra de las consultas recurrentes de los participantes fue por qué la ADIF decidió dejar de lado el proyecto del “Circuito Bancalari” (esto es, la creación de una “vía Circuito” entre los ramales C y R del Mitre) que fuera estudiada por la extinta concesionaria Trenes de Buenos Aires (TBA) y que también había sido recogida en el Plan Quinquenal de Ferrocarriles Argentinos (2015).

El equipo a cargo defendió el proyecto actual, que contempla mantener ambas vías sin vinculación física aunque con una estación de combinación en el cruce entre ambos ramales, debido a que “el espacio en Bancalari es insuficiente para completar los dos enlaces” necesarios.

Desde la empresa estatal precisaron que “se encuentra disponible [el espacio] para el enlace sur”, pero no así el espacio para el “enlace norte, el más necesario para transferir de Zárate hacia Victoria”, que “no se encuentra bajo dominio estatal y posee importantes complicaciones técnicas para ser materializado”. Así las cosas, la nueva estación de combinación Bancalari “tiene por objeto suplir las funcionalidades para los pasajeros del viejo empalme”.