Piden cadena de oración para un nene de dos años que fue internado tras un fuerte golpe en su cabeza

Se trata de un nene de apenas 2 años y dos meses que se encuentra internado en el Sanatorio Franchin de Buenos Aires tras haber golpeado fuertemente su cabeza. Ahora y a la espera de resultados de estudios su familia, radicada en el barrio San Luciano, pide desesperadamente una oración para su pronta recuperación.

Todo comenzó el día jueves de la semana pasada cuando Gianlucas Scheffer se cayó de una silla y golpeó su cabeza, esto le provocó inmediatamente vómitos y fiebre continua por lo que sus padres acudieron rápidamente al Hospital Municipal San José de Campana. Sin muchas respuestas, en el hospital solo recurrieron a bajarle la fiebre y enviar de nuevo al pequeño a su casa.

Pasada ya la medianoche y con mucha preocupación sus padres decidieron llevarlo a la Clínica Delta donde rápidamente lo internaron. Luego de varios estudios, Gianlucas quedó en observación hasta la mañana siguiente donde uno de los pediatras les informó a sus padres sobre una pequeña mancha en la cabeza que se pudo visualizar a través de una tomografía realizada previamente. Sin embargo, la misma tarde otra pediatra de guardia de la clínica les indicó el alta en base a que el nene se encontraba estable y bien.

El día sábado fue cuando realmente surgió una preocupación mayor por parte de los padres al ver a su hijo inmóvil y callado, según declaraciones de la mamá no era el mismo de siempre ni tenía energía para ninguna de sus actividades habituales sino que solo se veía apagado: “Gian no respondía, no se paraba, no se sentaba, no jugaba, nada de nada, ni comía”.

Fue por esto que decidieron volver a llevarlo a la Clínica Delta, donde lo internaron, pero la familia cansada al no obtener respuestas ni ningún tipo de explicación durante varios días sobre qué es lo que le pasaba a Gianlucas decidieron trasladarlo urgente y directamente al Sanatorio Franchin de la Ciudad de Buenos Aires.

Finalmente, luego de varios estudios los médicos deslizaron que un posible diagnóstico podría ser un tumor. Aunque la familia y los neurocirujanos aún aguardan por la realización de una resonancia para saber más detalladamente qué es lo que el nene tiene en su cabeza, dónde se ubica, qué lo provocó y cómo podría operarse de ser necesario.