Octubre: ¿por qué no hay que regalar gatos blancos o negros?

Durante octubre las y los proteccionistas de animales se ponen en alerta ante los pedidos de adopción de gatos completamente negros o completamente blancos, ya que la demanda por estos colores crece exponencialmente durante estos meses. Por este motivo se pide extremar los cuidados y, de ser posible, esperar a los primeros días de noviembre para efectuar la adopción.

Esto se debe a la propagación de una creencia que asocia a lo completamente negro o completamente blanco con lo mágico. Los gatos, seres que han sido considerados sagrados, dioses, y hasta brujas reencarnadas en diferentes culturas, no escapan a esta conceptualización. Sobre todo aquellos cuyo pelaje es entéramente de estos colores.

Por este motivo, ya que el 31 de octubre se celebra Halloween y el Día de los Muertos, este mes transforma en una efeméride potencialmente peligrosa para gatitos blancos y negros, que suelen utilizarse para rituales de magia mortales para los mininos. Por este motivo las asociaciones protectoras de animales y los proteccionistas particulares, advierten sobre la necesidad de esperar a que pasen estas fechas para dar en adopción.

El modus operandi se repite cada año: Los grupos de rescate y adopción de animales comienzan a colmarse de pedidos de “gatos negros” o “gatos blancos” a partir de septiembre, que es cuando los empiezan a reclutarlos para los diferentes rituales que se desarrollan durante la noche de Halloween o el Día de los muertos. Es importante el hecho de que las personas puntualizan en el color, ya que en estas creencias sólo se pueden utilizar animales cuyo pelaje sea “puro”.

Por esto la recomendación general es que, a pesar de que los mininos hayan alcanzado los 45 días y estén en condiciones de ser dados en adopción, esperar hasta pasado Halloween y el mes de octubre para entregarlos a la nueva familia para resguardar su seguridad y evitar un posible destino mortal.