La fiscalía pidió la prisión perpetua para todos los rugbiers en calidad de coautores

Los fiscales pidieron que los ocho imputados sean condenados a prisión perpetua por el delito de homicidio doblemente agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas en concurso ideal con lesiones”.

Además, solicitaron que T.IC. (el rugbier N°11) y Juan Pedro Guarino sean imputados por falso testimonio.

“Se ha acreditado la materialidad ilícita que debe ser calificado como homicidio doblemente agravado por alevosía. Habiendo participado Máximo Thomsen, Ciro Pertossi, Luciano Pertossi, Ayrton Viollaz, Lucas Pertossi, Matías Benicelli, Blas Cinalli y Enzo Comelli,  en su comisión en su calidad de coatures prision perpetua” aseguró el Fiscal Juan Manuel Ávila.

Dávila afirmó que “fue mentira que se enteraron al otro día del ataque que Fernando estaba muerto, y eso se ve acreditado en mensajes como “caducó “,”lo rompimos”, “no tenía signos vitales”, “lo re cagamos a palos pero mal”.

En ese sentido, dijo: “La defensa dirá ‘si sabían que estaba muerto, por qué no regresaron a Zárate. No regresaron a Zárate porque estaban relajados, desinteresados. Incluso, estaban organizando una previa para esa misma noche”.

Según la recopilación de los testimonios, Dávila reconstruyó que “dentro del boliche Le Brique se produjo una pelea, en la cual Fernando le propina un golpe de puño a Máximo Thomsen, lo cual generó en él ira y agresividad”.

“Como consecuencia de ese golpe que recibe, egresa del lugar para pegarle a Fernando. Él era considerado el líder y, al ser agredido el líder, es que se organizan para darle muerte a Fernando”.

Al referirse a la responsabilidad de Máximo Thomsen en el crimen, Dávila dijo que, según los testigos, él era el líder “por la actitud que tenía y por ser la persona que más pegaba”.

Dávila analizó las declaraciones que hizo Lucas Pertossi ante el Tribunal y aseguró que “fueron solo al efecto de mejorar su situación procesal”. En ese sentido, recordó que, al momento de declarar, “introdujo el tema del alcohol, algo que quedó desacreditado. Todos vimos los videos: era una persona consciente, que deambula e lleva bandejas en un local de McDonald’s”.

Al hablar sobre la autoría de Lucas Pertossi en el crimen, Dávila destacó el testimonio de Pablo Zapata, quien declaró en una de las audiencias que Lucas, días previos al ataque contra Fernando, le propinó una paliza junto con otras cinco personas.

Sobre Enzo Comelli, el fiscal Dávila también lo consideró coautor del crimen y argumentó que los testigos “lo identificaron pegandole en el piso a Fernando y agrediendo a uno de los amigos de Fernando para evitar que lo ayudara”. “Esto acredita una vez más que todos hicieron todo: le pegaron a Fernando y mientras no le pegaban evitaban que sea auxiliado por el resto de sus amigos”, precisó.

Dávila se refirió a una de las declaraciones de Cinalli, quien hizo mención ante el Tribunal a que “estaba borracho” al momento del ataque. “Eso está totalmente desacreditado, ya que se ve en todos los videos, incluso en el de McDonald’s, en perfectas condiciones. Además, escribió de manera perfecta en los chats”.

Sobre la participación de Blas Cinalli en el crimen, Dávila destacó que uno de los testigos dijo que “cuando Fernando estaba defendiéndose, esta persona (por Blas Cinalli) le pega a Fernando”, relato que guarda “total relación” con los archivos fílmicos recolectados. “Además, lo que tiene relación con esta imagen, es que la pericia de ADN dio positivo, por lo que no hay duda de que Cinalli agredió a Fernando”, añadió.